¡Que no decaiga el tupé!

Existen muchos tipos de tupé, desde el clásico hasta el rockero pasando por el glamuroso o el de efecto desenfadado. Lo que empezó siendo una moda con un flequillo tipo Tintín hace algunas temporadas, ha acabado siendo una tendencia mainstream con un flequillo cada vez más largo y levantado. El tupé o estilo pompadour sigue cotizando al alza. Si eres de los que hasta ahora no se ha atrevido, te damos algunos consejos para conseguir un tupé perfecto.

 

rowenta-630x385

El tupé sigue cotizando al alza entre las tendencias de este otoño. Te damos las claves para conseguir un look espectacular. Desde el corte hasta el acabado.

Existen muchos tipos de tupé, desde el clásico hasta el rockero pasando por el glamuroso o el de efecto desenfadado. Lo que empezó siendo una moda con un flequillo tipo Tintín hace algunas temporadas, ha acabado siendo una tendencia mainstream con un flequillo cada vez más largo y levantado. El tupé o estilo pompadour sigue cotizando al alza. Si eres de los que hasta ahora no se ha atrevido, te damos algunos consejos para conseguir un tupé perfecto.

El primer paso y el más importante para tener un buen tupé es el corte. Los expertos recomiendan realizar un corte progresivo, desde la nuca y los laterales, donde será más corto, y hasta la zona superior de la cabeza, en la que el cabello tendrá de 5 a 10 centímetros.

Para el corte te recomendamos AIRFORCE Ultimate. Es el cortapelos idóneo para conseguir un corte sensacional. Permite 17 longitudes de corte regulables y sus ajustes de precisión de 1 mm ofrecen resultados personalizados. Este exclusivo cortapelos 3 en 1 te proporcionará un corte perfecto sin necesidad de limpiar después, gracias a su función de aspiración que recoge el pelo al mismo tiempo que lo cortas. Descubre aquí el cortapelos Air Force Ultimate.

De vuelta al tupé, una vez tenemos el corte realizado, hay que peinarlo para conseguir el efecto deseado. Primero, darle volumen. Lo conseguirás secando el cabello con una toalla, para que no quede apelmazado. Después, secarlo con la cabeza en dirección al suelo y añadir un poco de espuma voluminizadora.

El siguiente paso es el acabado, hay que darle forma, si lo haces con las manos podrás peinar mechón a mechón hacia la dirección que desees. Mientras vas dándole forma, puedes utilizar también un cepillo redondo aplicando el secador a poca potencia para que el cabello vaya cogiendo la orientación deseada. Finalmente, puedes poner un poco de cera de peinado o bien laca para evitar que en el transcurso de las horas la fuerza de la gravedad venza a tu tupé.