En profundidad: el bigote

El bigote, señal de virilidad ineludible, perfecto equilibrio entre fuerza y seducción, es una tendencia de fondo, más específica que la barba, ya muy generalizada. Tiene sus fans: hombres a los que les gusta cuidarse. Pero ¿qué hay que hacer para conseguir un buen resultado?

moustache

En primer lugar, decide cuál es tu bigote preferido: bigote Dalí, bigote imperial, bigote a la francesa… Todo es cuestión de estilo. Su mantenimiento depende en gran parte del tipo que elijas. La versión más clásica, por ejemplo, precisa cuidados dos veces por semana como mínimo. Nada más fácil que hacer este bigote: un corte recto y limpio que se detiene un poco por encima del labio superior, un punto y ya está. ¿Tienes ganas de atreverte con un estilo retro?… ¡Espérate a Movember! Todos los años, durante el mes de noviembre, una asociación promociona el bigote en señal de solidaridad para luchar contra las enfermedades masculinas.